La alimentación complementaria ecológica es una opción a tener en cuenta para los bebés a partir de los 6 meses. Actualmente existen marcas comerciales de tarritos que ofrecen este tipo de alimentos para nuestros pequeños.

En el periodo de introducción de nuevos alimentos, los padres nos encontramos ante muchas opciones que nos pueden hacer complicada la tarea de decidir qué alimentos utilizar.

Por razones obvias, todas las marcas de tarritos se anuncian como las más sanas, nutritivas y naturales del mercado, por lo que debemos conocer bien a fondo su composición y saber interpretar las etiquetas.

En este post vamos a arrojar luz sobre los tarritos ecológicos para que tengas toda la información para iniciar una alimentación complementaria ecológica con tu bebé.

alimentación complementaria ecológica
Foto de Yan en Pexels

¿Qué es un alimento ecológico?

Muchas veces nos encontramos en el supermercado delante de productos de alimentación con etiquetados que nos pueden hacer dudar: «bio», «nature», «orgánico», «free», «natural»… Y aunque pueden llevarnos a pensar que son todos iguales, no es así.

Los alimentos ecológicos son aquellos obtenidos mediante la producción ecológica, y aunque parezca una obviedad, es una característica muy importante. Y es que para que una producción pueda llamarse ecológica ha tenido que cumplir unas normas y controles mucho más estrictas que un producto convencional.

Estas normas que deben cumplir se refieren, entre otras a:

  • el respeto por el medio ambiente y el ecosistema
  • el bienestar de los animales de granja de los que se obtienen
  • el mantenimiento de la biodiversidad
  • la prohibición del uso de organismos modificados genéticamente

Además, estos alimentos se someten a controles muy exhaustivos para obtener su certificación.

Solo los alimentos que cumplan todos estos requisitos pueden denominarse ecológicos y puedes distinguirlos fácilmente porque en su etiqueta debe aparecer el siguiente símbolo:

Si no lleva este símbolo, no es ecológico.

¿En qué se diferencia de los convencionales?

Aunque no se puede decir que sean más saludables que los convencionales, tienen una serie de características muy interesantes que les aportan mucho valor.

En primer lugar que su producción es mucho más sostenible, es decir, tiene menos impacto negativo sobre el medio ambiente. Además, las normas sobre bienestar en las granjas de las que se obtienen son mucho más estrictas, hecho que para mí es muy importante.

Además, en estos alimentos el uso de fertilizantes y pesticidas está muy restringido y la manera de cultivarlos y transformarlos hacen que tengan un gran sabor (todos sabemos cómo sabe un tomate «de verdad» y otro de supermercado, ¿cierto?)

Por otra parte, su consumo también es más ético, puesto que la mayoría se basan en productores locales e impulsan a las pequeñas empresas.

Todos estos motivos hacen que los alimentos ecológicos sean una opción a tener en cuenta cuando de alimentar a nuestros hijos se trata. Y si nos referimos a la alimentación de bebés de más de 6 meses, podemos encontrar productos comerciales que nos permitan llevar a cabo una alimentación complementaria ecológica con los más pequeños.

ac ecológica
Foto de Helena Lopes en Pexels

Mi experiencia con los tarritos ecológicos Smileat

Aunque nosotros hemos seguido el baby led weaning para introducir alimentos nuevos con nuestro bebé, hay ocasiones en las que también hemos utilizado tarritos.

Si comíamos en un restaurante, durante las vacaciones o simplemente en días en los que no había tiempo o ganas de cocinar, los tarritos han sido una buena opción para nosotros.

Igualmente, aquellas familias que prefieran introducir los alimentos en forma de triturados pueden elegir entre hacer purés caseros o los tarritos comerciales. Así que, por todo esto, saber elegir qué tipo de tarrito comprar es algo sobre lo que merece la pena reflexionar.

¿Cómo elegimos la marca de tarritos ecológicos para bebés?

En nuestro caso, optamos por los tarritos de la marca Smileat y nuestra experiencia ha sido bastante buena.

Como en cada decisión que hemos tomado en la crianza de nuestro hijo, lo primero que hicimos fue investigar las opciones que existían en el mercado.

En primer lugar buscamos aquellas marcas que no tuvieran aditivos, ni azúcar añadido y ni sal. También queríamos que fueran tarritos hechos con aceite de oliva, en lugar de con otros menos saludables como el de palma.

Por último nos interesaba que fueran tarritos con pocos ingredientes, como mucho dos o tres, para que conservara el sabor más original.

Así que cuando encontramos esta marca y vimos que, además de todo lo anterior, eran de producción ecológica comenzamos a usarlos y nos gustaron bastante. De hecho, fue la única marca de tarritos que compramos durante todo el periodo de la alimentación complementaria.

Actualmente se pueden encontrar en muchos supermercados o también en tiendas online especializadas como Vistafarma.com


Espero que este post te ayude a elegir mejor si has decidido optar por una alimentación complementaria a base de tarritos.

¿Qué tipos de tarritos has utilizado con tu bebé?¿Conocías los tarritos ecológicos?

*Este post es patrocinado aunque he de añadir que lo habría escrito igual aunque no lo hubiera sido. Smileat es una marca en la que confío desde antes de trabajar con ellos.*

¿Te ha gustado?

Haz click en las estrellas para valorar

Promedio de puntuación 5 / 5. Vote count: 6

Sé el primero en votar

As you found this post useful...

Follow us on social media!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?